Consejos para el mantenimiento de cuchillos de cocina, tipos y usos.

Consejos para el mantenimiento de cuchillos de cocina, tipos y usos.

Hace poco tiempo dimos el paso animados por nuestros clientes en fabricar una pequeña serie de cuchillos de cocina, y quiero comentaros algunos consejos de mantenimiento, modelos y usos.

Los cuchillos de cocina de calidad pueden durar toda la vida si se utilizan y se mantienen como conviene, por eso no nos tiene que extrañar que un buen cuchillo tenga un precio elevado, se va a amortizar. El cuchillo es un utensilio básico para el cocinero, no es necesario disponer de todos los tipos de cuchillos que existen aunque cada uno se haya diseñado con una finalidad, pero sí es necesario tener un mínimo de cuchillos con distintas características.

Un buen cuchillo nos permite hacer un buen trabajo, pelar, cortar, picar… es una tarea más sencilla siempre que se realice con la herramienta adecuada y claro, siempre que esté en buenas condiciones.

Consejos básicos para mantener los cuchillos de cocina:

Manipular el cuchillo de forma segura: Un cuchillo de cocina es un elemento que puede provocar daños físicos, no hace falta ser un gran chef para utilizar el cuchillo sin problema, sólo hay que tener la precaución necesaria para no lastimarse cuando se utiliza.

También es importante tener en cuenta la posición en la que este utensilio se deja en la mesa de trabajo, hacia donde se coloca el filo de la hoja y la punta, siempre debe ser lo más alejado al cuerpo del cocinero, y en superficie estable. No se deben colocar cosas encima que nos impidan verlo, y si por accidente se va a caer al suelo, no hay que intentar cogerlo.

Utilizar una superficie de corte adecuada: La mejor superficie de corte y que además favorece el mantenimiento del cuchillo de cocina es una tabla de madera o algunas de tipo plástico. Las superficies, cuanto más duras sean, con más facilidad desafilan un cuchillo. Por muy buenos que sean los cuchillos, si se utilizan de forma inadecuada, se estropean.

No arrastrar el cuchillo para recoger los alimentos cortados, ni sobre ninguna otra superficie, pues de este modo se estropea el afilado. La solución es tan sencilla como dar la vuelta al cuchillo y recoger los alimentos con la parte no afilada del cuchillo.

No utilizar el cuchillo de cocina para otras cosas: Es decir, si un cuchillo de cocina está destinado a cortar verduras, pescado o carne, no lo utilices para cortar el hilo de cocina o para abrir una bolsa de plástico, para esto siempre es más práctico una tijera, por seguridad tampoco utilices un cuchillo de cocinero para pelar un diente de ajo, usa una puntilla.

No introducir los cuchillos en el lavavajillas: Los cuchillos de cocina hay que lavarlos a mano, con una esponja y jabón líquido para la vajilla. Una vez limpios se deben secar bien y guardarlos adecuadamente. Si se introducen en el lavavajillas se pueden desafilar porque choquen con otros cubiertos, además, dependiendo del material con el que se ha fabricado el mango del cuchillo, se puede estropear.

Guardar los cuchillos adecuadamente: Los cuchillos de cocina no deben guardarse en un cajón sin protección, pues al chocar con otros utensilios de cocina van perdiendo el filo, e incluso pueden dañarse más. Lo ideal para guardar los cuchillos es utilizar un taco de madera que tengamos en la mesa de trabajo o un soporte magnético en la pared, de modo que las hojas del cuchillo están protegidas del contacto con otras herramientas de cocina.

Mantener los cuchillos afilados: Es inevitable que con el tiempo, los cuchillos vayan perdiendo el filo, aunque esto se puede retrasar dándoles buen uso y un buen mantenimiento, llegará el momento en el que habrá que afilarlo. Lo más conocido o usado suelen ser las piedras que además se pueden adquirir fácilmente, pero si no se sabe utilizar bien pueden estropear el filo y la superficie del cuchillo, poco a poco hay otros utensilios más modernos que al contrario de las piedras, estos nuevos afiladores solo le atacan al cuchillo donde debe ser y así no se arrayando la superficie del cuchillo). Y siempre, la mejor solución es llevarlos a un afilador profesional.

Que el cuchillo de cocina esté bien afilado es mucho más importante de lo que pueda parecer, en primer lugar es más seguro, si el cuchillo corta bien será más fácil de controlar, no obligará a realizar más fuerza o movimientos extraños. Además favorece también a los alimentos, un corte limpio daña menos a nivel celular y proporciona mejor aspecto.

En otras entregas hablaremos de los diversos cuchillos que podemos encontrar en la cocina, con sus nombres, formas, y usos, para hacernos más fácil la labor de cocinar.

Gracias a todas y todos por vuestra atención.

Información recogida de La Guía Práctica editada por APRECU          

Dejar un comentario
* Nombre:
* E-mail: (No se publicara)
   Website: (Url con http://)
* Comentario: